El Gobierno de Macron: paridad de sexos, mezcla ideológica, veteranos y sociedad civil

Luis Rivas. París / 18.05.2017

Paridad de sexos, mezcla ideológica, veteranos, novicios y sociedad civil. El presidente Emmanuel Macron y su primer ministro Edouard Philippe ya tiene su primer gobierno. "Un

El Gobierno de Macron: paridad de sexos, mezcla ideológica, veteranos y sociedad civil
Imagen tomada de La Vanguardia Google Images

Paridad de sexos, mezcla ideológica, veteranos, novicios y sociedad civil. El presidente Emmanuel Macron y su primer ministro Edouard Philippe ya tiene su primer gobierno. “Un gabinete de derechas” según la izquierda de Mélenchon y el Partido Socialista. Ministros “traidores” y “chaqueteros” dice la derecha, por la inclusion de “dos de los suyos”. Es el equipo que va a gobernar el país en plena campaña para las elecciones legislativas del 11 y 18 de junio. Es la fórmula que Macron ha encontrado para desestabilizar (aún más) a socialistas y republicanos de cara a esa cita con las urnas.

El presidente necesita una mayoría de 289 diputados en la Asamblea compuesta por 577 escaños. La entrada de dos fuertes personalidades de la derecha -Lemaire y Darmanin- reconforta a los cientos de representantes de Los Republicanos que quieren aceptar la mano tendida por Macron, en contra de la línea oficial del partido, que ve a muchos de los suyos acercarse a la orilla del macronismo en plena campaña electoral. La derecha aspira a obtener una mayoría parlamentaria para resarcirse de la derrota de François Fillon y forzar así la cohabitación con el presidente. La táctica de Macron se lo pone cada día más difícil.

Así son las mujeres y hombres de Macron:

Gérard Collomb: socialdemócrata para Interior

El alcalde de Lyon y senador fue el primer miembro importante del Partido Socialista en creer y apoyar a Macron, ya en julio de 2016. Socialdemócrata confeso, reformista y pragmático, ha hecho de su ciudad un laboratorio del macronismo, la alianza entre la socialdemocracia y el mundo de la empresa. Y en Lyon, funciona. Hijo de un obrero y de una asistenta, está al mando de la ciudad desde 2001, donde mantiene alianzas con los centristas. Hereda uno de los ministerios más complicados. Deberá lidiar las primeras protestas en contra del Gobierno, las manifestaciones de los policías, responder a la ofensiva política del salafismo y estar presente después de cada grave accidente y eventual atentado. Collomb, con 70 años, deseaba esa cartera.

Jean-Yves Le Drian: de la guerra, a Exteriores

El responsable de la Defensa desde hace cinco años se encargará ahora de hacer frente a la guerras con otros métodos, en el Ministerio de Europa y Asuntos Exteriores (sic). Es una herencia de Hollande que Macron asume con gusto. Le Drian era el ministro socialista más respetado y popular. La derecha nunca le criticó en su puesto. Nicolas Sarkozy intentó ya en 2007 integrarle en su gabinete. Bajo las órdenes de Le Drian, Francia lucha contra las filiales del Estado Islámico en Mali y el Sahel, en una acción alabada también por sus aliados internacionales. Nacido en 1947, miembro del PSF desde 1974, apoyó a Manuel Valls en las primarias de su partido. Tras la victoria de Benoit Hamon, mostró su respaldo a Emmanuel Macron. Le Drian siempre se ha mantenido alejado de la izquierda del PSF. Los analistas le situaban repitiendo cargo. Nótese que el nuevo nombre del ministerio coloca a Europa antes que el resto de relaciones exteriores.

Jean-Yves Le Drian, titular del Ministerio de Europa y  Asuntos Exteriores. (Reuters)
Jean-Yves Le Drian, titular del Ministerio de Europa y Asuntos Exteriores. (Reuters)

François Bayrou: la moralización, a la Justicia

El alcalde de Pau es desde hace años el dueño del centro, pero sus inicios políticos están en la derecha ‘gaullista’. Ministro de Educación en tres gobiernos de Jacques Chirac, entre 1993 y 1997, es también diputado europeo y europeísta convencido. Preside el Movimiento Demócrata (MoDem), el primer partido que se ha aliado con la formación del nuevo Jefe del Estado. Nacido en 1951, es un ferviente católico, padre de seis hijos. Defensor de las lenguas regionales, habla el bearnés. Bayrou siempre se ha situado en el centroderecha hasta que se enfrentara a Sarkozy. Es uno de los primeros políticos franceses en apoyar coaliciones entre la derecha, el centro y la izquierda, como dejó reflejado en su libro “Revolución cívica”, escrito en 2006. El mensaje era el mismo en otro libro, “Henry IV, el rey libre”, sobre el monarca que intentó poner fin a las guerras entre católicos y protestantes.

Candidato frustrado a la presidencia en tres ocasiones, votó a Hollande en la final presidencial de 2012 que el socialista ganó a Sarkozy. La derecha le odia desde entonces. Antes de llegar a un acuerdo con el nuevo presidente, manifestó que “Macron representa el mundo de los grandes intereses y del dinero”. Tras su peleado acuerdo para las legislativas con “La Republique en Marche”, el MoDem ha obtenido más de 80 circunscripciones. Macron sabe que Bayrou puede ser un aliado difícil. Según el semanario ‘Le Canard enchainé’, el presidente ya ha advertio a sus allegados: “Bayrou se cree que le debo el puesto, quiere jugar el papel de Presidente delegado, pero conmigo eso no va a funcionar”. Bayrou es un aliado complicado al que Edouard Philippe deberá poner en su sitio. En el Mnisterio de Justicia tendrá la oportunidad de poner en marcha sus ansias de «moralización de la vida pública», una de sus batallas desde hace años, compartida con el nuevo Presidente.

Marielle de Sarnez: ‘Madame Europe’

Vicepresidenta del MoDem, el partido centrista de Bayrou, De Sarnez es uno de los pocos políticos franceses sin estudios universitarios. Fue uno de los creadores del partido UDF de Giscard D’Estaing. Trabaja con Bayrou desde 1993 y ha desarrollado su labor en Europa como diputada dentro de la Alianza de los Demócratas y Liberales. Apoyó a Alain Juppé en las primarias del centroderecha. Tiene 66 años.

Sylvie Goulard: una europeísta al Ejército

Goulard es el cerebro europeo de Francia y estaba prevista como responsable de las relaciones con la UE. De 52 años, políglota (habla italiano, inglés y alemán) esta marsellesa se licenció en derecho a los 20 años. Tras su paso por la ENA, pasó a trabajar en el Ministerio de Exteriores. De 2000 a 2004 fue consejera política del entonces presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi. Es diputada europea por el MoDem de Bayrou desde 2009. Fue ella quien facilitó el encuentro Macron-Merkel previo a las elecciones presidenciales. Asume ahora la dirección de los Ejércitos, como sus colegas europeas de España o Alemania, por ejemplo.

Sylvie Goulard, quien asume ahora la dirección de los Ejércitos. (Reuters)
Sylvie Goulard, quien asume ahora la dirección de los Ejércitos. (Reuters)

Bruno Lemaire: la derecha, al timón la Economía

Lemaire es uno de los barones de Los Republicanos, una de las piezas que Macron se cobra de la derecha. Eliminado en las primarias, apoyó a Fillon contra Juppé, pero desde que vió el desastre Fillon puso su empeño en formar parte del nuevo Gobierno. El gran chaquetero para sus camaradas. Este neo-gaullista, diplomático de profesión, deberá aplicar sus conocimientos en ese campo para hacer frente a lo que le viene encima. Macron le nombra en uno de los departamentos más sensibles. Será el responsable de las reformas para recuperar el crecimiento y reducir el paro. Deberá intentar reducir los déficits y la deuda del Estado. Los planes sociales en marcha le quitarán el sueño. Y será la voz de Francia en las negociaciones sobre liberalización de la economía internacional, el aspecto económico del Brexit o las acometidas proteccionistas de Donald Trump. Es considerado un liberal en lo económico y un poco menos en asuntos de sociedad. Se abstuvo en el voto para la aprobación del matrimonio entre homosexuales. Como el Primer Ministro Philippe y otros nuevos ministros, habla alemán, lo que es un plus en la política de reacercamiento de Macron a Berlín.

Gerald Darmanin, un sarkozysta ‘en marcha’

Con solo 34 años, el abogado Darmanin es una de las promesas de la derecha francesa. Próximo a Nicolas Sarkozy, siempre ha sorprendido por su capacidad para traspasar los límites mentales de los conservadores. Responsable del Ministerio de la Acción y de Las Cuentas Públicas, será un notable refuerzo para Lemaire a la hora de arbitrar los presupuestos gubernamentales. Otro movimiento de Macron para desmoralizar a Los Republicanos.

Muriel Penicaud: de Danone a Trabajo

Planes sociales, reforma laboral… la tarea que protagonizará Penicaud le convertirá en uno de los punching-balls preferidos de los sindicatos, tras su antecesora en el cargo, Myriam El Khomry, cuya ley del mismo nombre eriza a los responsables sindicales y a la izquierda de la izquierda. Diplomada en Historia, Ciencias de la Educacion y psicología clínica, es uno de los miembros de la sociedad civil del nuevo gobierno. Ha trabajado los últimos años como responsable de la marca Francia y de las inversiones internacionales en su país. Antes, ha pasado por varias empresas, como Danone, donde fue directora General de Recursos Humanos o Dassault.

Nicolas Hulot: el ecologista mediático

No es una sorpresa, porque Hulot aparece desde hace años en las quinielas de todos los gobiernos, de derecha o de izquierda. Por eso es un hecho remarcable que esta vez haya aceptado un ministerio, ahora llamado «de la Transición ecológica y solidaria». Nicolas Hulot es un verde independiente. Políticamente, un conservador moderado. Hulot se hizo famoso con sus programas de televisión y en especial, Ushuaia, que permaneció en antena durante años. Reportero y aventurero en los cinco continentes, es el Miguel De la Cuadra Salcedo francés. Es recordado por sus trabajos periodísticos en Guatemala y en la antigua Rodhesia. Quedó segundo en la clasificación de camiones en el París-Dakar de 1980. En su batalla por la conservación del planeta obtuvo que la Constitución francesa incluyera una mención a la ecología y convenció al Vaticano para lanzar la «Encíclica ecológica a la humanidad». Próximo al clan Chirac, Hulot ha sido siempre criticado por los verdes de izquierda. Otros le reprochan su falso ecologismo, pues sus trabajos y expediciones están patrocinados por grandes empresas acusadas de contaminar por doquier.

Nicolas Hulot. (Reuters)
Nicolas Hulot. (Reuters)

Agnès Buzyn, una doctora para la Salud

Otra personalidad sin partido será responsable del Ministerio de Solidaridades y de la Salud. Buzyn es una renombrada doctora y profesora, especializada en cáncer, hematología e inmunología. Su padre, miembro de la comunidad judía polaca, fue uno de los pocos escapados de Auschwitz, adonde fue deportado con 12 años. Se convirtió en cirujano ortopédico. Su madre, también judía de Polonia, fue psicoanalista. Agnès Buzyn siempre ha defendido la sanidad publica y en las pocas entrevistas que ha concedido se declara de izquierda.

Jean Michel Blanquer: toque latinoamericano

Blanquer es un jurista especializado en cuestiones de educación y en derecho constitucional. Vivió en Colombia entre 1989 y 1991. Ha sido Presidente del Grupo de Interés Científico Institut des Amèriques y fue miembro de alto nivel del grupo de relaciones franco-mejicanas. Fue el organizador del primer encuento entre ministros de educacion superior de la Unión Europea, América Latina y el Caribe, en 2000. Ha escrito múltiples trabajos sobre América Latina, en particular sobre Colombia y Argentina. En Francia tendrá que hacerse cargo de un ministerio ultrasensible. Su antecesora en el puesto, Najat Belkacem, ha sido una de los miembros del gabinete Hollande más criticados por la derecha y buena parte de los enseñantes, para quienes los fundamentos básicos de la enseñanza primaria han sido olvidados. La enseñaza pública, un valor básico de la República en el pasado, sufre ahora una crisis grave, en el momento en que una parte de la juventud francesa de origen extranjero necesita de esa institución como un pilar básico para su integración en la sociedad.

Françoise Nyssen, una editora belga a Cultura

Nyssen es la PDG de la editorial Actes Sud, que publica en el sur de Francia a autores como Stig Larsson, Svetlana Alexievich o el francés Mathias Enard. Nacida en Bélgica, se asoció con su padre para crear Actes Sud en la localidad de Arles. Es una figura respetada en el mundo de la edición y se encuentra fuera de los círculos culturales parisinos de donde han salido hasta ahora los ministros de ese ramo. Su nombramiento se produce el día de la inauguración del Festival de Cannes, donde debería mostrarse por primera vez como nueva responsable del Ministerio.

Laura Flessel, campeona olímpica y Ministra

Flessel obtuvo la medalla de oro en Atlanta en espada. Tiene seis títulos de campeona del mundo y uno de Europa. En su nombramiento confluyen varios factores: es mujer, de Guadalupe – un aspecto obligado en cada gobierno- y está implicada en la campaña para la obtención de la sede olímpica París 2024, en la que Macron ya ha participado en sus primeras horas como Presidente. Cortejada por la derecha y los socialistas, se declaró partidaria de Macron en un escrito firmado por 60 deportistas, el pasado 3 de mayo.

La espadista francesa Laura Flessel. (EFE)
La espadista francesa Laura Flessel. (EFE)

Richard Ferran, Cohesión de los territorios

Secretario general de En Marche desde octubre de 2016, es uno de los primeros socialistas en haber apostado por Macron y el primer parlamentario que se unió al nuevo movimiento. Fue periodista antes de dedicarse a la política. Vivió dos años en Alemania. Trabajó con el nuevo Presidente cuando este era ministro en 2014. Abandonó el PSF el 8 de mayo, un día después de la victoria de su nuevo jefe.

Jacques Mezard. Agricultura y Alimentación

Miembro del Partido Radical de Izquierda (PRG) que siempre se ha aliado con el PS en la Asamblea. Otro «robo» a los socialistas. Senador, es el responsable del programa de agricultura y alimentación del antes candidato Macron.

Annick Girardin, de ministerio a ministerio

Ministra de la Función Publica con Hollande, cambia de cometido y se ocupará del Ultramar, algo legítimo pues es diputada por Saint Pierre et Miquelon, un territorio francés frente a la costa noreste canadiense. Miembro, como Mezard, de los Radicales e Izquierda.

Frederique Vidal: Enseñanza Superior

Por primera vez, una presidenta de Universidad se hace cargo de la enseñanza universitaria. Nativa de Mónaco, dirige la universidad de Nice-Sophia-Antipolis desde 2012. Especialista en genética, Vidal estará al frente de un ministerio (con cartera) y no de una Secretaría de Estado, como hasta ahora estaba considerada la enseñanza universitaria. Sin partido.

Fuente: El Confidencial