Estas bicicletas se comen el humo de la polución y lo convierten en aire limpio

Lisa Cumming / May 22 2017

Un proyecto ambiental inspirado en los problemas de contaminación de China.

Estas bicicletas se comen el humo de la polución y lo convierten en aire limpio

Este artículo fue publicado originalmente en Motherboard, nuestra plataforma de tecnología.

En China los programas para compartir bicicletas ya son algo grande. Hay alrededor de 30 ‘start-ups’ chinos y uno de los más grandes de todos, Ofo, tiene 2.2 millones de bicicletas en 43 ciudades. Daan Roosegaarde, un inventor de Holanda y el diseñador detrás de la torre que succiona humo en China, quiere meterse en el cuento de una bicicleta que se chupa el ‘smog’ y bota aire limpio.

Hace tres año su compañía de diseño y tecnología, Studio Roosegaarde, lanzó el Smog Free Project, el cual comenzó después de que visitara Beijing y viera los impactos de la polución. “Algunos días no podía ver el otro lado de la calle”, me dijo por teléfono.

“El proyecto se basa en el sueño de tener un aire limpio, agua limpia y energía limpia”, dice.

Luego de lanzar la torre, Roosegaarde planea escalar ese mismo principio para que pueda funcionar con las bicicletas. Él usa un proceso de ionización para capturar pequeñísimas partículas de polvo que crean el ‘smog’. Esencialmente lo que eso hace es atraer las partículas positivas en el humo a una superficie cargada negativamente, dice.

“En el proceso, las partículas de ‘smog’ están comprimidas y se desordenan juntas para así no poderse desconectar, y una vez se hayan conectado en una superficie cargada negativamente dejan de ser un polvo fino [porque se aglomeran para formar una masa más grande], y cada uno o dos meses se limpia la superficie”, dice.

Roosegaarde dice que debe haber algún tipo de incentivo para que la gente vuelva a usar más las bicicletas porque China tiene grandes problemas con los ladrones de bicicletas.

“De pronto devuelves la bicicleta cuando el filtro está lleno y recibes algún tipo de premio”, dice. “El sistema de recompensa va a ser parte del diseño, pero no sé todavía cómo y cuándo va a ser eso”.

Roosegaarde dice que el proceso de quitar el ‘smog’ va a ser potenciado por una combinación de poder que viene de la pedaleada y un pequeño panel solar. Sin embargo, el proyecto todavía está en su face inicial así que no está seguro de todos los detalles, los precios y los tiempos.

Dice que la respuesta hacia el proyecto ha sido increíble. “En los últimos tres días he tenido llamadas de compañías de bicicletas, gente que quiere trabajar para nosotros y alcaldes de ciudades que quieren que lo implementemos”.

Roosegaarde dice que él quiere enfocarse primero en China, donde la bicicleta es apoyada por el Gobierno Central Chino como parte de su guerra contra la polución, pero eso no significa que no esté planeando los siguientes pasos de su compañía.

“China es importante para nosotros porque ya hemos tenido conversaciones con el gobierno de allá”, dice. “India es nuestra siguiente parada”

Fuente: Vice